Llueve

Llueve. Hace frío. Hace aire. Combinación perfecta para ir en moto a trabajar. Aunque os aseguro que es mejor ir en la moto con pantalones impermeables que llegar con los pantalones mojados hasta las rodillas. En cualquier caso, hoy es uno de esos días perfectos para quedarse en la cama con el edredón hasta la nariz, porque ¡qué frío hace! A punto he estado de llamar a mi jefe y decirle lo mala que estaba, pero mi parte responsable me ha tirado de las orejas y aquí estoy... más aburrida que una ostra, y encima congelada. Ains, con lo bien que estaría yo leyendo, tapada con mi mantita...

prsnl79m

2 comentarios:

edharris dijo...

Mejor en moto que en transporte público o en coche, y más por el tráfico madrileño...tenías que haber mandado callar a la parte responsable y quedarte en casa escribiendo en el blog.

Lironcillo dijo...

Lo sé, lo sé. Al menos tengo el consuelo de que, tan bien tapadita como voy, llego completamente seca, cosa que no pueden decir la mayoría de los peatones, por mucho paraguas que lleven.