Vagancia

Últimamente estoy un poco vaga para escribir, pero a ver si me pongo las pilas. Es que mi vida ya era aburrida cuando trabajaba, así que ahora que estoy en paro, no os quiero ni contar...

Hablando del paro, hoy me he acercado a dar la coña por aquello de los plazos del INEM.
Vamos, que necesito la última nómina y el certificado de empresa. Se supone que los tienen listos el viernes, y aunque en teoría tengo de plazo hasta el viernes de la semana que viene para apuntarme al INEM, como que voy a ir el de esta misma semana (en cuanto recoja los papeles estos), no sea que la caguemos.

Cómo odio los papeleos... son insufribles.

3 comentarios:

grainne dijo...

No sabes cómo te entiendo, jamía, pero ánimo, que al final todo llega.
Y que conste que tu vida no es aburrida es deficitaria en novedades, que no es lo mismo. He dicho.

the big sister dijo...

y lo divertido que va a ser cuando llegues al INEM y veas como se pelean los sufridos parados con los sufridos funcionarios ¿eih?. Lo mejor de todo es cuando te empiecen a mandar ofertas de tecnico electricista por la sencilla razón de que en tu último trabajo pintabas de verde fosforescente bichitos y lo mirabas con un telescopio electronico o algo por el estilo

Lironcillo dijo...

¿Y eso se puede rechazar? Qué miedo me están dando ;_;