Ha sido un puente tranquilo donde los haya. Prácticamente no he hecho nada, casi ni salir de casa. Bueno, el sábado fui a cenar a casa de unos amigos, y el domingo fui a la compra con mi hermano, pero eso es todo.

Lo malo de tener tanto tiempo libre es que quiero hacer tantas cosas que no se por dónde empezar, y al final no hago ninguna :S

Supongo que es cuestión de organizarme.

3 comentarios:

Retrato de Dorian Gray dijo...

Es de lo más común. Creo que más que organización requiere ganas. Pero en ocasiones las ganas se escapan lánguidas sin que podamos hacer nada por retenerlas...

Raingna dijo...

Aun tengo melocotones aqui esperandote <.< Han montado una republica monarquista libre asociada O.o

grainne dijo...

Sip, eso del fin de semana perdido me suena. Ayer me tiré el día en pijama, haciendo nada y aburriéndome como una mona. No es nada sano, en serio.

Lo bueno es que tengas ideas, aunque luego no puedas hacerlas todas, mi problema era precisamente que no sabía que hacer. Eso es desesperante.

Un besote de propina