Mmmmmmhhh... biiiiirraaaaa...


Es la última semana del curso, pero esta y la anterior se están haciendo eternas. Ya no puedo más. No es que todo sea un rollo, pero hace mucho calor, son muchas horas y la clase de normas ISO es infumable. El otro día hicimos mantequilla, y un intento de queso que fue más bien un fracaso, aunque mañana lo comprobaré. La mantequilla salió bien, y es de lo más sencillo.

Hoy hemos tenido la visita más interesante del curso: la fábrica de Mahou, en Alovera (Guadalajara).

Lo primero que nos han enseñado ha sido la depuradora de agua. Cielos... menuda peste. Ha sido horroroso, pensé que el desayuno acababa sobre mis zapatillas. En fin, la recompensa ha merecido la pena XD

Luego hemos pasado a la fábrica, dónde nos han puesto el típico vídeo de la historia. Os hago un resumencillo (con la chuleta XD):

En 1890 se fundó en la calle Amaniel de Madrid "Hijos de Casimiro Mahou", dedicada a la fabricación de cerveza y hielo. Les fue tan bien que en 1962 se realizó la primera cocción de cerveza en la fábrica del Paseo Imperial de Madrid, cuyas obras se iniciaron el año anterior. En esta década sustituyen los barriles de madera por los de aluminio.

En 1964 se cierra la fábrica de Amaniel.



En 1966 Mahou introduce los equipos autónomos expendedores de cerveza de barril.


En 1969 sale al mercado la cerveza Mahou Cinco Estrellas.


En 1993 se realiza el primer envasado de cerveza Mahou en la nueva fábrica de Alovera.


En 2000 Mahou se une a San Miguel y se crea el primer grupo cervecero de capital español.


Después hemos pasado a la fábrica y lo primero que nos han contado es de qué está hecha la cerveza. Ya sabéis, malta, lúpulo (la flor culpable del sueñecillo que me entra cuando voy de cañitas), agua y levadura. Cada levadura produce una fermentación diferente, así que cada marca de cerveza usa sus propias cepas. De hecho, en esta fábrica de Mahou hacen Calsberg, y la levadura se la mandan desde Dinamarca (si no me equivoco). En fin, hemos visto la sala de cocción y filtrado, donde maceran la malta, la filtran y luego la cuecen mientras le añaden el lúpulo. Después se le añade la levadura (previo enfriamiento, claro, o las pobres levadurillas se achicharrarían vivas) y pasan a los tanques de fermentación (de estos no tengo foto, pero eran ENORMES). Después de que fermente (varía según el tipo de cerveza - clásica, cinco estrellas...-) se filtra, se enfría y se pasa a la planta de envasado. En conjunto es una fábrica inmensa, muy muy grande (430.000 m2). Ya en los envases tiene un tiempo de reposo antes de salir al mercado.



Sala de cocción.




Depósitos de levaduras.




Planta de envasado. Y no se ve toda...




Montones de latitas...




...y de litronas.



Lo mejor ha sido el final de la visita: ¡barra libre de cervezas y montones de aperitivos! Nos hemos puesto "moraos" XD

Ah, también nos han regalado un par de copas de cristal. Muy chulas.

3 comentarios:

grainne dijo...

ARGHHHH!!!! CEEERVEZAAA!!!!

Esto no se hace en plena ola de calor. Mi reino por una cerveza. Y encima Mahou. Snif.

Has leído que ha salido a la venta la cerveza Duff? jajaja.

Jo, qué Homer me siento ahora mismo.

Lironcillo dijo...

No me lo puedo creer. ¿En serio? Jajajajajaaaajajajaja!!

Raingna dijo...

O_o ¿En serio? Hum... me voy a tener que plantear el empezar a beber... XD