La boda marbellí

Como estuvimos varios días (Del 3 al 6, si no recuerdo mal), nos lo tomamos como unas pequeñas vacaciones. La verdad es que lo pasamos realmente bien. La piscina del hotel, una maravilla. Así es como me gusta el agua de temperatura. Estaba de vicio! La playa, las cenitas y comidas... hizo mucho calor, pero fue divertido.

Creo que jamás he pasado tanto calor como en esa boda, empezando por la iglesia. Había un par de ventiladores, pero de poco servían. Los pobres chicos, encorbatados, sudaban la gota gorda. Yo iba con vestido, sí, pero hasta los pies y con tres capas de telas sintéticas. Un horror. Y eso que fue a las 9 de la noche, que si llega a ser a las 6 de la tarde, nos morimos. La cena prometía más fresquito, justo a la orilla de mar, y los días anteriores por la noche había hecho muy bueno. Pues no. Esa noche fue un infierno. Con deciros que pasé la barra libre a base de agua... la hermana de la novia iba repartiendo abanicos a las chicas. Fue como un regalo del cielo.




PD1: ¿a que mola mi vestido? :P

PD2: sí, sí, ya estoy preparando lo de Estados Unidos, impacientes!

2 comentarios:

grainne dijo...

Eleguante y misteriosa, y el abanico es morado!! Divina de la muerte, hija.

Seguro que con tanto agua visitaste unas cuantas veces al Sr. Roca, jajajajaj!!! ¡Cómo puedo ser tan ingeniosa!

No me hagas caso, XD

raingna dijo...

Bonito vestido, te hace juego coooooon... el poni O__o. Que no, que estabas muy bien. Si es que los que somos guapos... XDDDD (Necesito abuela urgentemente O__o)
¿No vistes por alli a ningun famoso detenido o algo O__o? es que por la tele dicen que estan de moda o algo O__o