EEUU: costa este (II)

Sí, lo se... hace ya casi un año de la primera parte del viaje. Soy un desastre, una dejada, pero aunque sólo sea para hacer un ejercicio de memoria y no olvidarlo todo, he decidido terminar de escribir el viaje.

Dejé de escribir en las Cataratas del Niágara. Vale. Sigo.

La siguiente parada, tras pasear un rato por el lado canadiense, era Boston. No se, creo que fueron otra vez unas 8 horas de viaje. Fue mortal, de verdad. Un horror. Pero mereció la pena, la verdad. Llegamos ya de noche, así que lo que hicimos fue localizar a un amigo de F, que muy amablemente nos acogió a los dos (N y M tenían hotel), y directos a la cama.

Para ver Boston teníamos sólo un día, así que lo aprovechamos todo lo que pudimos. Es una ciudad muy bonita, muy agradable y tranquila (o al menos ese es el recuerdo que tengo).

Ah, comimos en un brunch estupendo, vamos, que nos pusimos como cerdos. El sitio es el típico que siempre está lleno, buena comida y a buen precio. Yo comí con zumo de arándanos XD Había gofres con nata y frutas, huevos, bacon, tostadas... lo bueno es que los camareros eran hispanos y nos entendíamos en español XD Esto nos pasó también en muchos sitos en NY. Aunque no sepas mucho inglés siempre hay sitios donde hablan español.


Esto es sólo medio de uno de los platos que pedimos. Eran brutales.


Boston Skyline
Cargado originalmente por lironcillo




Síííííííí, el típico autobús escolar XD


Al día siguiente salimos en dirección a Nueva York, aunque por el camino quisimos pasar por Cape Cod. Llegamos a un pueblecito llamado Sandwich (no es coña XD), por lo visto el más antiguo de Cape Cod.




Dimos un paseo por el pueblo y luego fuimos a un sitio que nos habían recomendado para comer langosta : D ¡Qué rica! Lo malo es que las mamonas estaban resbaladizas y perdí una pata de las gordas ;__;



¡Y otra vez al coche! De nuevo varias horas de viaje y parecía que no llegábamos nunca a Nueva York. Fuimos primero al barrio donde M y N se quedaban, con un amigo. Luego F y yo cogimos el taxi que nos llevaría a casa de otros amigos. Nunca olvidaré la entrada en la ciudad. No se exactamente qué puente era, pero da igual. Era de noche, y lo único que recuerdo es que no veía los edificios, sino las luces formando las siluetas de los mismos. Era impresionante la sensación de estar entrando en la ciudad, en las luces. Bueno, el apartamento de nuestros amigos estaba en Riverside Park, al lado de la universidad de Columbia. Fue más o menos como en Boston, llegar y a la cama (más bien al sofá XD).

En Nueva York estuvimos cuatro días. Cuatro días muy intensos, porque había mucho que ver en poco tiempo.

Continuará... (de verdad que sí XD)

0 comentarios: