EEUU: costa este (III)

Parte I
Parte II

¡Por fin en Nueva York! Nos hicieron falta muchas horas de coche para llegar allí.

Ah, en el primer post comenté que jamás se os ocurriese comer en un Roy Rogers. Fue la noche de camino a NY, el único sitio de carretera que quedaba abierto. Las hamburguesas eran malas (pero MALAS) de narices y el pan chorreaba mantequilla. Un tapón de arterias en estado puro. Agh. Lo único bueno fue el helado de Snickers :D

Times Square fue el primer sitio a donde nos dirigimos el primer día. En general Nueva York es un poco locura. Siempre hay gente, por todas partes, corriendo, montones de coches, un tráfico infernal. En Times Square, además de todo eso, están los anuncios luminosos y pantallas de publicidad por todas partes. No hay que perdérselo, es impresionante. De noche impresiona más, pero sólo tengo fotos diurnas :S




Andar, andar, andar... no paras, ¡hay tanto que ver y tan poco tiempo! Pasamos por Strawberry Fields, por el Rockefeller Center (vimos el punto donde colocan el árbol de navidad que sale en todas las pelis), por Grand Central, el edificio Chrysler (es precioso cuando lo iluminan por la noche), el Empire State, Union Square... y montones de sitios más que ya no recuerdo.


Chrysler building
Cargado originalmente por lironcillo



View from Empire State
Cargado originalmente por lironcillo




Como fuimos en pleno agosto pasamos mucho calor, pero lo peor era la humedad. Allí, además, tienen el aire acondicionado a lo bestia en todas partes, por lo que cuando entrábamos en algún sitio, al rato yo ya estaba helada. Bajar al metro, sin embargo, era como bajar a los infiernos. Sin exagerar. El metro de allí está construído a ras de suelo, no como aquí, con lo que no hay ningún tipo de aislamiento. Todo el calor que coge el asfalto baja a los túneles, con lo que ya os podéis imaginar la temperatura que hacía allí abajo. Claro, al entrar en el vagon te congelas. Un día nos tocó un vagón sin aire. El metal estaba ardiendo, qué calor...

El segundo día me arrastraron al MOMA. No, yo no tenía ganas de ir, y es que a mí el arte moderno no me va nada. Podéis discutirme cuanto queráis, pero no pienso reconocer un fluorescente morado apoyado en una esquina como arte. Ni hablar.

Después fuimos a comprar cositas para comer y nos metimos en Central Park. Nos sentamos en unos bancos, donde había una ardilla majísima. Las fotos las tiene N, así que no os las puedo poner, pero era genial ^__^ Un apunte: allí, en cualquier rinconcito con hierba y un par de árboles hay ardillas. Montones. No exagero. El resto de la tarde paseamos un poco por el parque y al final fuimos a Brooklyn Heights para ver el skyline mientras anochecía.


New York skyline
Cargado originalmente por lironcillo



Ya sólo queda una entrega XD

1 comentarios:

grainne dijo...

¿Roy Rogers?
"¡Y al final acabaréis peleandoos por quién se queda con esa horrible mesa de Roy Rogers estilo carreta!" o algo así decía Harry cuando conoció a Sally.
XD